La gente de mar se encuentra en esta pandemia de COVID-19 en primera línea, ya que su función es fundamental para que el flujo de mercancías de primera necesidad, como los alimentos, los medicamentos y demás suministros médicos, se mantenga. Sin embargo, esta crisis ha creado condiciones laborales difíciles para la gente de mar, como incertidumbre y dificultades para acceder a los puertos, para los relevos, los cambios de tripulación y las repatriaciones.

En la campaña del Día de la gente de mar de este año se hace un llamamiento a los Estados Miembros para que reconozcan como trabajadores esenciales a la gente de mar y les concedan el apoyo, la asistencia y las opciones para viajar con que cuentan todos los trabajadores esenciales en esta pandemia.

La campaña del Día de la gente de mar de 2020 desea honrar a la gente de mar y reconocer los sacrificios y problemas a los que está haciendo frente. Muchas de estas personas llevan meses lejos de sus hogares y no saben cuándo podrán regresar a sus países por causa de las restricciones para viajar.

Con esta campaña también se desea crear una mayor conciencia sobre la labor que ha realizado la gente de mar en la lucha contra la pandemia, así como agradecer su contribución. Se invita a que todos reconozcan que la capacidad de la gente de mar para suministrar mercancías de primera necesidad es crucial para luchar contra la pandemia y superarla finalmente

La campaña también insta a todo el mundo a tratar a la gente de mar con el respeto y la dignidad que merece, y de este modo permitir que siga proporcionando los servicios indispensables que presta para que el comercio mundial no cese.

Este año, el Día de la gente de mar celebrará su décimo aniversario.