Muchas personas logran reunir a lo largo de su vida un excedente de dinero que desean rentabilizar, sin embargo, se paralizan porque no saben en qué invertir.
Luego de analizar varias alternativas, concluimos que invertir en Bienes Raíces es la mejor opción. Aquí algunas razones.

Menos volátil, más seguro

La propiedad es menos propensa a las especulaciones a corto plazo por diferentes sucesos nacionales o internacionales que los activos de papel. Asimismo, el largo tiempo que se suele esperar para liquidar un activo inmobiliario reduce significativamente la volatilidad del mercado.

Siempre existe demanda

La población sigue en crecimiento y hay una fuerte demanda de vivienda para comprar o alquilar. Adicionalmente existe un crecimiento económico que atrae a una población foránea atractiva para este negocio.

Es una inversión flexible

Se puede utilizar como una inversión a largo plazo en la que puedes vender tu propiedad al final con una considerable plusvalía. Se puede utilizar como una inversión a mediano plazo en la que con los alquileres puedas obtener un renta mensual; y también se puede utilizar como una inversión a corto plazo en la que puedes comprar una propiedad en planos y venderla acabada, o una propiedad a precio de oportunidad que puedas vender a un precio mayor por remodelación.

El alquiler es rentable

La rentabilidad en el alquiler de inmuebles en el Perú se sitúa entre 5% y 7% del valor de la propiedad anualmente, convirtiéndose en una opción de negocio de gran potencial.

Se financia

Hay una gran cantidad de instituciones financieras dispuestas a ofrecer préstamos hipotecarios con distintas condiciones y tasas. Adicionalmente, hay muchas leyes proporcionadas por el estado para promover la compra de inmuebles, como la ley que permite utilizar hasta el 25% de tu AFP para la inicial de un inmueble, el fondo mi vivienda con el bono del buen pagador, el bono verde, entre otros.

Conocimiento a la mano

A diferencia de los productos financieros, en bienes raíces no necesitas ser un experto para poder invertir, los datos se encuentran fácilmente en el mercado y con un criterio comercial básico se define qué propiedad comprar para alquilar y/o luego vender en el futuro con una plusvalía.

Tienes todo el control

El éxito de tu inversión en bienes raíces depende exclusivamente de ti, y de variables que entiendes, no depende de ningún experto financiero y de variables que desconoces.
Es un bien tangible que puedes usar: Es una alternativa de inversión sobre un bien que se puede ver y es real y que dada la situación siempre puedes disponer, utilizar como vivienda, alquilar, alquilar parcialmente, por días, meses o años.

Beneficios por el desarrollo de la zona realizado por otros

Las inversiones de otros en infraestructura, caminos, centros comerciales, negocios, escuelas, suelen brindar oportunidades de empleo y aumentar el valor de las viviendas alrededor, simplemente hacen de un área un mejor lugar para vivir. Todo eso aumenta el valor de tu inversión sin tener que gastar un centavo.

Conveniente para la jubilación

Es una buena alternativa de renta para la jubilación, a la par que el bien termina revalorizándose, proporciona una renta mensual sin hacer grandes gastos.

Son bienes que se hereda a los hijos

Luego de varios años puedes heredar a tus hijos bienes inmuebles con un valor considerable y tangible. En el caso de los productos financieros, como acciones dentro de empresas, luego de un periodo largo de tiempo, su valor es incierto.

Todas son excelentes razones para empezar a invertir en bienes raíces, y si aun te quedan dudas basta darse cuenta que las grandes fortunas se han forjado de excelentes inversiones en ese rubro. Te animamos a dar el primer paso y a conocer nuestros proyectos en la ciudad, campo y playa.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]