El intenso calor y la deshidratación indican la llegada del verano. Con la temperatura que aumenta cada día, es importante prestar atención a la salud. Ajustar nuestra dieta de acuerdo con la temporada nos ayudará a mantenernos frescos y alimentados durante esta estación.

  1. Sandía

Si hablamos de verano, la primera fruta que viene a la mente es la sandía. Con seguridad, puede ser la fruta más demandada en la temporada. Esto se debe a está compuesta por un 92 % de agua1. En consecuencia, son magníficas para mantenerse hidratados.

Esto, también, es una buena noticia si estás cuidando tu peso este verano, ya que los alimentos hidratante te ayudan a comer menos y a sentirte más satisfecho en las comidas.

  1. Papaya

Esta deliciosa y dulce fruta tropical puede comerse en trozos, en jugo, sola o acompañada. La papaya es rica en vitamina A, vitamina C y folato. Contiene papaína, un compuesto que promueve la digestión y, por lo tanto, puede ser útil para enfrentar problemas como la indigestión.

  1. Fresas

Una taza de fresas tiene más vitamina C que una naranja. Asimismo, posee más fibra que una rebanada de pan, y todo con solo 45 calorías. También son ricas en antioxidantes, como la quercetina, un antiinflamatorio natural, y ácido elágico.

  1. Pimiento rojo

Los pimientos rojos son muy ricos en antioxidantes. Contienen vitamina C, que es muy importante para el colágeno en la piel. Perdemos colágeno a medida que envejecemos, por lo que obtener los nutrientes que lo favorecen, como la vitamina C, es una gran ayuda antienvejecimiento.

  1. Tomates

Los tomates nunca saben mejor que en temporada de verano. Son ricos en licopeno y betacaroteno. Un dieta rica en estos nutrientes puede incrementar las defensas naturales de la piel contra el daño solar y mejorar su apariencia.

  1. Lechuga, espinaca y col

Los vegetales de hojas verdes, como la lechuga, pueden ser muy hidratantes. En este caso, elige una lechuga de color verde oscuro, que contiene más nutrientes y vitaminas que aquellas de color más claro.