Hasta antes del estallido de la pandemia, la compra de un predio como inversión ya era una alternativa para revalorizar nuestro dinero, pero con el COVID-19, la adquisición de un terreno ha cobrado mayor relevancia.

En los últimos años, un indicador que también viene siendo tomado en cuenta por los inversionistas, es adquirir un inmueble en la primera fase de construcción, pues suele abaratar el coste final de la vivienda.

La plusvalía de las propiedades vienen impulsando su compra con miras a revalorizar el dinero invertido.

El mercado inmobiliario continúa siendo saludable, porque hay una adecuada circulación de las viviendas en fases de mayor avance (construcción y entrega inmediata). Además, significa que las empresas inmobiliarias, promotoras e inversionistas están lanzando nuevos proyectos, incrementando la oferta. Es decir, están apostando por el desarrollo económico del país.

En Kz Constructora  te invitamos a conocer nuestros proyectos en el campo, playa y ciudad, conoce los precios de preventa y accede al financiamiento directo.