La emergencia sanitaria por la crisis del coronavirus nos ha obligado a permanecer en nuestras viviendas, creando una situación que puede ser estresante, pero el cuidado personal y una buena rutina de ejercicios pueden contribuir a mantener un buena salud física y mental.

El factor psicológico de la pandemia contribuye al deseo de muchos de mantenerse activos en sus casas. Las informaciones diarias han generado estados de pánico, estrés, ansiedad o depresión. La generación natural de endorfinas que se produce en el cuerpo aumenta al realizar actividades físicas, contribuyendo a mejorar el estado de ánimo y reduciendo el estrés y la ansiedad.

Existen estudios que indican que ejercitarse de forma regular contribuye a mejorar el sistema inmune, mejorando la capacidad corporal de combatir enfermedades comunes.

Rutina de cuerpo completo

Para contribuir a su eficacia, se deben realizar entre 10 y 12 repeticiones por ejercicio y alcanzar alrededor de cuatro series, completando así una rutina completa de unos 20 minutos de duración aproximadamente.

  • Sentarse en el suelo con las rodillas ligeramente flexionadas.
  • Colocar las manos detrás del cuerpo con los dedos mirando hacia él.
  • Despegar los glúteos del suelo para que brazos y pies sostengan el cuerpo.
  • Doblar los brazos desde el codo hasta que los glúteos toquen el suelo y subir a la posición inicial.
  • Un desafío añadido es levantar la pierna izquierda y tocarla con el brazo derecho y viceversa mientras se empuja hacia arriba.
  • Boca abajo en el suelo con las palmas de las manos hacia abajo cerca de los hombros.
  • Las puntas de los pies tocando el suelo y los pies ligeramente separados.
  • Se levanta el cuerpo con los brazos, haciendo una línea recta desde la cabeza hasta los talones y se contraen los abdominales para evitar que se hundan las caderas.
  • Se baja el pecho hacia el suelo doblando los codos durante un segundo y se vuelve a la posición inicial.

Programa el que más te guste.