La venta de una casa es un negocio comercial y jurídico. Hay que tener mucho cuidado con estos aspectos.

  1. Los títulos de propiedad: El primer trámite para vender tu casa es tener todos los títulos legales.

Copia de la escritura en la que conste que eres el propietario. Solicitar en Registros Públicos copia de la partida del inmueble o certificado literal. En este documento podrás verificar que los propietarios son los que son y los nombres están bien escritos y las identificaciones son correctas.

También que el bien está libre de condiciones que impidan la venta (una hipoteca a favor de un banco, una demanda, una condición jurídica a favor de los hijos, etc.).

  1. Tasación: La tasación te dará tranquilidad para negociar.

Un evaluador te indicará un precio justo sobre el bien, teniendo en cuenta situaciones que como experto conoce y tal vez tú no.

Si tu cliente necesita crédito hipotecario, la tasación será obligatoria. En este caso, la tasación la paga el comprador.

  1. Poder: En ocasiones, los agentes solicitan poder legal para negociar el inmueble. Si estás lejos, es lo correcto; si puedes acudir a firmar los documentos en cualquier momento, no tendrás que hacer este trámite.
  2. Pago de arbitrios municipales y prediales: Este trámite es obligatorio para poder vender tu propiedad. Los impuestos municipales (arbitrios) te corresponden hasta el mes en que eres el propietario. Debes aportar la declaración jurada del pago.
  3. Firma de una promesa de compraventa: Vender tu propiedad puede requerir la firma de una promesa de compraventa. Es el trámite previo a la firma de una escritura.Si, por ejemplo, el comprador requiere un crédito hipotecario, lo mejor será firmar una promesa de compraventa que comprometa a las partes a terminar el negocio.
  1. Firma de la escritura: La escritura es un acto jurídico muy serio. Te debes presentar el día y a la hora pactada para firmar, de lo contrario podrían entender que no continúas con el negocio y aplicar la multa. Lee y revisa bien el texto, la minuta. Verifica que los nombres y las identificaciones de las personas y del bien inmueble estén correctas.Debes pagar los gastos legales de notaría y el impuesto a la renta.
  1. Registros Públicos: La escritura debe ser registrada en Registros Públicos. Así, el bien ya no figurará legalmente ante el Estado como tuyo y no seguirás siendo responsable de impuestos.

En Kz Constructora continuamos asesorando a nuestros clientes, si estás interesado en vender, comprar o sanear un predio todo el mes de agosto te asesoramos de manera gratuita, visita nuestras oficinas en la Av. Bolognesi # 918.