Una de las secuelas más importantes de la cuarentena, es el sedentarismo. El aislamiento social implicó una reducción importante de nuestra actividad física y eso tiene sus consecuencias. Ganar peso es posiblemente el efecto más conocido, pero también es afectado tu sistema inmune.

A continuación te explicamos qué puede pasar con tu cuerpo si no realizas ningún tipo de actividad que compense las horas de reposo.

Te cansas más rápido

Si has pasado las últimas semanas sentado, acostado o inactivo, es posible que tu capacidad aeróbica no sea la misma que antes. Esto quiere decir que cuando retomes tus actividades cotidianas, te cansarás mucho más rápido.

También es posible que sientas dolor en las rodillas, cadera, hombros y espalda. Zonas donde se acumula la tensión y que generalmente trabajamos al mantenernos en movimiento.

Celulitis y tobillos hinchados

Al estar activos, nuestro cuerpo reduce colesterol, regula la tensión y mejora la circulación de sangre. El sedentarismo obstaculiza la expulsión de líquidos, por lo que es posible padecer de tobillos hinchados o terminar con celulitis.

Bajas defensas

Existen varias teorías que demuestran cómo el ejercicio ayuda a fortalecer las  defensas: elimina bacterias de los pulmones, produce cambios en los anticuerpos y ayuda a combatir mejor infecciones.

Asimismo, la actividad física disminuye el estrés, una de las principales causas de muchas enfermedades. Este último punto es muy importante, porque la pandemia por COVID-19 puede resultar en problemas de estrés, ansiedad e insomnio.

 

Pierdes músculo y masa ósea

El sedentarismo te hace perder músculo y masa ósea. Es importante realizar ejercicios de bajo impacto como bailar, saltar la cuerda o trotar por la casa, esto ayudará a mantener los huesos en buen estado.

Alteras tu metabolismo

Aunque sigas la misma rutina alimentaria de siempre, la falta de actividad física te hará subir de peso facilmente. Esto ocurre porque quemas menos calorías y alteras tus procesos metabólicos.

Es importante mantenerte en movimiento para que tus cuerpo digiera correctamente los alimentos y puedas conservar tu figura.

Tristeza y apatía

La psicóloga Marían Berrantes, señaló que el sedentarismo puede afectar el estado de ánimo.

El ejercicio ayuda al cuerpo a liberar endorfinas, éstas funcionan como neurotransmisores que producen alegría y felicidad. Sin mencionar que es una forma de distracción en medio del bombardeo de noticias que se producen diariamente en las redes sociales.

¿Qué puedo hacer para evitar el sedentarismo en casa?

Carla Sánchez, experta en bienestar y co-fundadora de The Holistic Concept, da las siguientes recomendaciones:

  • Túmbate boca arriba en la cama y estira una pierna y luego la otra. Así varias veces, para mejorar la circulación.
  • Haz estiramientos de cuello, para eliminar tensiones de tu cervical.

Adicionalmente, te recomendamos:

  • Practicar ejercicios en casa por lo menos 30 minutos diarios.
  • ¡Baila! Es una manera divertida de ejercitarse.